Saltar al contenido

Como curar el nervio ciático

El nervio ciático es el más largo del cuerpo, recorre toda la espalda baja hasta las extremidades inferiores, y es el responsable de la sensibilidad de las piernas y pies. Cuando sentimos su presencia y el dolor comienza a ser molesto, normalmente es debido a que se ve afectado por algún tipo de compresión en la parte inferior de la espalda. El término médico para la ciática es radiculopatía lumbar, o dolor radicular, lo que indica que los síntomas se originan con un nervio radicular en la columna vertebral.

Hoy nos centraremos en cómo curar este nervio y conocerás algunos datos adicionales para comprender exactamente su función y localización, todo ello gracias a conocimientos adquiridos de medicinas como la tradicional china, con aplicaciones y técnicas antiguas capaces de adaptarse a los problemas de la sociedad actual.

estiramiento para tratar ciatica
como curar dolor nervio ciatica

Síntomas del dolor en el nervio ciático

Los más más propensos a sufrir de ciática son las personas de edad avanzada, cuyos huesos y articulaciones se han debilitado con el tiempo. Sin embargo, también son susceptibles de sufrir del nervio ciático quienes tienen un estilo de vida sedentario, aquellos que sufren de obesidad mórbida, tienen una mala postura constantemente o son físicamente débiles por naturaleza y no han dedicado tiempo en fortalecer su salud, algo que te recomendamos desde este mismo instante, practica ejercicio siempre que puedas.

La afección del nervio ciático se caracteriza por síntomas como los siguientes:

  • Sensibilidad en una de las piernas
  • Dolor intermitente en la espalda baja
  • Pérdida de sensibilidad en uno de los pies
  • Malestar en la espalda baja
  • Disminución de fuerza en toda la zona lumbar.

El tratamiento del nervio ciático

La ciática normalmente mejora por sí sola, aunque suele ser reincidente y aparece de forma repetitiva en multitud de momentos de nuestra vida. Hay muchos tratamientos para curar el nervio ciático, tanto convencionales como alternativos. El tratamiento más común es la administración de calmantes al paciente, ya sea por pastillas o por inyecciones, obviamente, esta prescripción debe ser suministrada por un profesional médico, que será la única figura cualificada capaz de determinar qué es lo mejor para nosotros.

La forma más invasiva de tratamiento es la cirugía, que se da solo en los casos más graves de esta afección de la espina vertebral. Los objetivos de los tratamientos para curar el nervio ciático son aliviar el dolor y mejorar cualquier síntoma neurológico causado por una raíz nerviosa comprimida. Existe una amplia gama de opciones disponibles para el tratamiento de la ciática. Uno o más de los tratamientos citados a continuación generalmente se recomiendan junto con ejercicios específicos.

Cuando el dolor ciático es grave, las almohadillas de calor y las compresas de hielo son recomendables, y pueden ayudar a aliviar el dolor en las piernas. Por lo general, se aplica hielo o calor durante aproximadamente 15 a 20 minutos y se repite cada dos horas. Se sugiere que el hielo se use primero, pero algunos pacientes encuentran más alivio con el calor, aunque pueden alternarse. Lo mejor es aplicar hielo con una toalla colocada entre el hielo y la piel para evitar que esta se queme por el frío.

Si el dolor es intenso, una inyección epidural de esteroides puede reducir la inflamación. A diferencia de los medicamentos orales, la inyección va directamente al área afectada del nervio ciático para tratar la inflamación que puede causar dolor.

Otros aspectos importantes

Si bien los efectos tienden a ser temporales, proporcionando alivio del dolor por tan solo una semana o hasta un año, y no funciona para todos, una inyección epidural de esteroides puede ser efectiva para aliviar el dolor agudo ciático. Es importante destacar que puede proporcionar alivio suficiente para permitir que un paciente progrese con un programa de acondicionamiento y ejercicio. Como puedes comprobar, el ejercicio sigue siendo nuestra principal herramienta para combatir la aparición de estas molestias. Cuanto mejor te encuentres, menos riesgos de sufrir del nervio ciático.

Para curar el nervio ciático, la cirugía solo es necesaria si el paciente experimenta debilidad progresiva en las piernas o pérdida repentina de control intestinal o vesical, que puede ser causada por el síndrome de la Cola de Caballo.

Sea como sea, la valoración inicial de un médico se hace imprescindible, recuerda que hablamos de tu salud, por lo que siempre es recomendable obtener un estudio y análisis por parte de un centro médico, allí sabrán exactamente qué podemos hacer para remediar este tipo de problemas.