Saltar al contenido

Auriculoterapia

Existen numerosas terapias de medicina alternativa como la acupuntura, que a su vez han derivado en otras prácticas o procesos más complejos y especializados en activar una determinada zona del cuerpo. Una de ellas es la auriculoterapia, y hoy te invitamos a conocer todo lo que necesitas saber de ella y qué aplicaciones tiene. Ya sabes que la medicina tradicional china es nuestra pasión, por eso hablamos de técnicas relacionadas y procesos que pueden ayudarnos en multitud de afecciones. Si quieres saber un poco más, acompáñanos y deja que te sorprendamos con toda esta información acerca de la auriculoterapia.

acupuntura para auriculoterapia
acupuntura para auriculoterapia

Origen de la auriculoterapia

Los inicios de la auriculoterapia, cuyo nombre proviene de la expresión “terapia a través de la oreja”, datan de hace más de 2400 años, cuando en China ya se realizaban diagnósticos médicos basados en el pabellón auditivo. Igualmente, por esa misma época ya practicaban la estimulación de la oreja para tratar afecciones de salud. Es sorprendente ver como en aquella época ya existían medios y conclusiones que permitían evaluar a un paciente, aunque fuera de forma incompleta o equivocada, nos alucina contemplar el avance del que poco a poco hemos sido testigos.

Por otro lado, otras civilizaciones de la antigüedad como la egipcia y la griega, también creían en la manipulación de la oreja en distintas formas, como remedio para diferentes condiciones o situaciones de salud, como, por ejemplo, para evitar nuevos embarazos, controlar la menstruación y superar trastornos de orden sexual. Asimismo, en la antigua Persia se aplicaba terapia en las orejas para abordar problemas de dolor en la espalda. Mientras tanto, se tiene conocimiento que hacia los siglos XVII y XVIII, se utilizaban técnicas de estimulación en las orejas, para tratar dolores asociados a sistema nervioso y molestias dentales, en Italia y Portugal.

En épocas más recientes, específicamente en la década de 1950, el médico francés Paul Nogier estudió la posibilidad de que la estimulación en la oreja pudiese guardar relación con distintas afecciones y patologías de salud, especialmente en el área de la columna vertebral. De hecho, Nogier concluyó que, en efecto, las orejas constituyen una representación de la columna en forma invertida. Este postulado recibió apoyo por parte de otros médicos e investigadores franceses, quienes dieron forma a la auriculoterapia moderna.

¿En qué consiste la auriculoterapia?

La auriculoterapia se basa en la búsqueda de un equilibrio y armonía en la condición física del ser humano, muy similar al chi o flujo energético en el caso de la acupuntura originada en China y de lo que ya te hemos contado en algunas de nuestras publicaciones anteriores del blog.

De este modo, la oreja guarda una estrecha relación con los distintos meridianos o canales a través de los cuales fluye la energía vital a lo largo del cuerpo. Igualmente, se cree que la oreja se encuentra interconectada con diferentes órganos del cuerpo, lo que haría posible tratar múltiples enfermedades al estimularla. Para ello, la auriculoterapia utiliza agujas que penetran en diferentes puntos de la oreja, de manera muy similar a la acupuntura, lo que permite estimular y manipular esta parte del cuerpo, a la vez que se trata alguna enfermedad o padecimiento por parte del paciente.

Beneficios de la auriculoterapia

La auriculoterapia puede otorgar diferentes beneficios a quien la pone en práctica, pues permitirle alcanzar un significativo estado de relajación corporal, mejorar su flujo sanguíneo y eventualmente ayudarle a sanar algún percance físico, como molestias o dolores musculares. A pesar de esto, y de que muchos practicantes de la auriculoterapia sostienen su efectividad, no existen muchas comprobaciones científicas que demuestren que esta técnica logre curar enfermedades crónicas, todo hay que decirlo. De hecho, algunos médicos e investigadores que cuestionan la auriculoterapia afirman que, en algunos casos ésta se basa en puntos acupunturales falsos.

De igual manera, la auriculoterapia se encuentra completamente contraindicada en situaciones donde la oreja presente algún tipo de quemadura, enrojecimiento, hinchazón, irritación, reacción alérgica o herida cortante, pues los síntomas podrían empeorar, comprometiendo seriamente la higiene de la misma.

Ahora ya sabes, sus efectos y ventajas existen, pero antes de proceder a su aplicación, lo que debes hacer es consultar primero con tu médico especialista, hablarle de tu intención y seguidamente hacer lo mismo con un especialista en esta técnica procedente de la medicina tradicional china. Ambos podrán proporcionarte la información que necesitas para tomar esta decisión.