Saltar al contenido

Tendinitis del supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso ocurre en el hombro, y afecta a los músculos del omoplato. Es una lesión muy común, dolorosa e incómoda, por lo que te enseñaremos un poco más acerca de ella, para que puedas identificarla y tratarla de la mejor forma posible, contando siempre con las mejores herramientas y técnicas posibles. Recuerda que la medicina tradicional china cuenta siempre con nuestra simpatía, ya que es en ella donde encontramos multitud de opciones para aliviar el dolor y complementar con técnicas procedentes de la medicina moderna.

Qué es la tendinitis del supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso a menudo se asocia con el síndrome de pinzamiento del hombro o tendinitis del manguito rotador. La inflamación del tendón del músculo supraespinoso es lo que causa la tendinitis, la cual puede variar en gravedad. Esta es la causa más común de dolor en el hombro, sobre todo en personas mayores de 40 años. La tendinitis del supraespinoso puede ser causada por distintos factores. Las causas más usuales son el levantamiento de peso mal ejecutado, movimientos realizados erróneamente, estiramientos, presión excesiva del tendón y desgarros musculares.

Las personas de la tercera edad son muy propensas a sufrir este tipo de lesión, la cual, en ocasiones, ocurre sin un motivo aparente. En pacientes menores de 40 años de edad, la tendinitis del supraespinoso ocurre generalmente debido a inestabilidad muscular, enfermedad de la articulación o trauma. Los afectados mayores de 40 años de edad experimentan esta dolencia principalmente debido a enfermedades articulares degenerativas o al síndrome del manguito rotador.

dolor suprapinosa
dolor suprapinosa

La mayoría de quienes corren riesgo de padecer tendinitis del supraespinoso son personas cuyo trabajo requiere movimientos repetitivos por encima de la cabeza y atletas que compiten en actividades como natación, gimnasia, baloncesto, hockey o voleibol. Es probable que ahora mismo percibas dolor si este es tu caso, donde notes como el hombro proporciona un dolor muscular que a veces incluso te incapacita para realizar determinados movimientos.

Síntomas de la tendinitis del supraespinoso

Como bien te hemos mencionado unas líneas antes, los afectados con tendinitis del supraespinoso presentan dolor en el hombro al momento de moverlo, e igualmente mostrarán debilidad en el hombro y el brazo. El dolor no tiene por qué ser extremo, pero sí incapacitante en determinados casos. Asimismo, existe la posibilidad de experimentar sensibilidad e hinchazón en la parte frontal superior del hombro y en algunos casos severos, dificultad para levantar el brazo al nivel de la cabeza.

Estos síntomas varían en intensidad, y tienden a empeorar cuando es de noche o cuando el clima es frío. Si la lesión causó un daño muscular considerable, entonces es probable que aparezcan moratones y hematomas en la zona afectada. Usualmente, los síntomas mejoran por sí mismos, y no suelen ser permanentes.

Tratamiento de la tendinitis del supraespinoso

El tratamiento de la tendinitis del supraespinoso depende de la gravedad de la lesión, y de la causa de ésta. Normalmente mejora por sí sola, y el tratamiento puede ser llevado a cabo en el hogar, aunque siempre te recomendaremos acudir a un especialista que, con sus ejercicios, te ayude a recuperarte cuanto antes. Si la lesión causante de la tendinitis es muy grave, no mejora y el dolor que ocasiona no le permite al afectado llevar a cabo su rutina diaria, entonces hay que buscar ayuda profesional. Si el médico tratante lo aprueba, el paciente puede recurrir a terapias alternativas, basadas en la medicina tradicional china. Por ejemplo, la acupuntura puede ser muy útil para relajar los músculos y disminuir la tensión, así como también lo son los masajes y las terapias con piedras calientes.

tendinitis del suprapinoso
tendinitis del suprapinoso

Si lo deseas, puedes recurrir a la aromaterapia, la cual puede no tener un contacto directo con la zona lesionada, pero sí puede ayudar al afectado a calmar sus nervios, bajando los niveles de estrés y acelerando el proceso de curación. Más allá de esto, siempre es útil acudir a la fisioterapia y seguir el tratamiento convencional, para que el hombro pueda recuperarse adecuadamente. La cirugía rara vez es necesaria, aunque se puede realizar si la lesión afecta seriamente al músculo.

No lo olvides, sigue nuestro consejo, recurre a la medicina tradicional y acude a tu médico para recibir una valoración inicial de la lesión y así poder descartar cualquier otro problema que pudiera existir.