Saltar al contenido

Acupuntura láser

La acupuntura tiene millones de adeptos alrededor del mundo, la medicina tradicional china ha sido siempre una herramienta muy útil para aliviar y solucionar muchas de las dolencias que más se dan en la sociedad. Si bien es cierto que en el mundo occidental estas técnicas siempre se han visto como un elemento antiguo, adicional y tradicional, aunque eficaz, en países como China o Japón han sido la primera opción ante cualquier enfermedad.

La acupuntura se utiliza para tratar diferentes dolencias y patologías, y ha ido evolucionando mediante novedosas técnicas, siendo una de ellas la acupuntura láser. Hoy te contamos más sobre esta variante y qué aplicaciones tiene en la sociedad moderna.

aparato para acupuntura laser
acupuntura laser

¿En qué consiste la acupuntura láser?

La acupuntura láser, tal como su nombre lo indica, es un método terapéutico alternativo, derivado de la acupuntura clásica, pero que, en lugar de agujas, utiliza los estímulos originados por un rayo láser. Son las ventajas de vivir en una sociedad moderna con medios avanzados, ya que somos capaces de mejorar y perfeccionar técnicas que llevan empleándose desde hace milenios.

Los primeros registros del uso de rayos láser como método asociado a la acupuntura datan del año 1973, cuando el médico noruego Wilhelm Schjelderup propuso la implementación de radiación láser para incidir sobre los puntos energéticos del cuerpo, dando origen a una verdadera revolución en la práctica de la acupuntura en Europa. Más tarde, en 1979 la acupuntura láser quedaba institucionalizada en China, bajo la denominación de laserpuntura, siendo aceptada dentro de las ramas de la acupuntura tradicional, por lo que su práctica se masificó con gran rapidez en Asia, y luego en el resto del mundo.

De esta manera, el chi o flujo de energía alrededor del cuerpo puede ser modificado, reactivado o impulsado por un dispositivo láser, lo que permite incidir sobre al menos el 90% de los puntos energéticos que, según la acupuntura, se ubican alrededor de los meridianos que abarcan la anatomía humana.

¿Para qué sirve la acupuntura láser?

La acupuntura láser puede tener diferentes usos, comenzando por el tratamiento de distintas dolencias corporales, tales como distensiones musculares, problemas asociados al sistema nervioso, inflamaciones en los tejidos, entre otras. También es posible aplicarla para alcanzar un estado de relajación corporal, gracias al efecto de equilibrio que esta técnica logra entre el yin y el yang.

Este tipo de acupuntura puede aplicarse con facilidad en diferentes zonas del cuerpo, como las extremidades, la cabeza o las orejas, ya que, de hecho, al no ser invasiva, resulta más sencilla su colocación en áreas intrincadas o de difícil acceso para las agujas. Es importante que la acupuntura láser sea suministrada en un centro especializado, donde se cuente con todas las medidas sanitarias requeridas, además de personal cualificado en el área.

Asimismo, es fundamental destacar que este método no debería usarse como sustituto de tratamientos médicos convencionales, en aquellos casos donde existan emergencias o patologías crónicas, en los que la medicina alternativa no sería efectiva. Tenemos que recordártelo ya que hoy en día contamos con infinidad de enfermedades que, actualmente, solo pueden ser tratadas bajo medios y tecnología médica moderna.

Beneficios de la acupuntura láser

El uso de la acupuntura láser ofrece diferentes ventajas y beneficios a los pacientes que deciden implementarla. Una de las más destacadas es que se trata de un tratamiento no invasivo, el cual no requiere ninguna penetración de los tejidos, tal como sí ocurre con las agujas de la acupuntura tradicional. De esta manera, se minimiza el riesgo de infecciones, hematomas, inflamaciones o entumecimiento que pudieran originarse eventualmente por una aplicación incorrecta de las agujas.

Por otro lado, la acupuntura láser es indolora, por lo que el paciente puede despreocuparse por este aspecto. Además, este método puede aplicarse perfectamente en caso de que las agujas de la acupuntura clásica se encuentren contraindicadas por alguna reacción alérgica o cualquier anomalía que pudiera existir en la propia piel. La documentación existente sobre la acupuntura láser refiere que sus pacientes apenas pueden llegar a sentir algún hormigueo en las zonas de aplicación, el cual suele pasar luego de algunos minutos tras la sesión de aplicación.

Es decir, la medicina tradicional china vuelve a ofrecernos la base para que seamos la sociedad moderna quien determine cómo la aplicamos y qué empleamos para mejorarla y adaptarla a las necesidades actuales. La acupuntura láser es una opción realmente interesante y que, con cada día que pasa, sigue ganando presencia y seguidores en nuestras ciudades.