Saltar al contenido

Medicina tradicional china

La medicina tradicional china es increíblemente popular en los países asiáticos, y año tras año gana más adeptos en otras partes del mundo, en España por ejemplo, se ha convertido en una especialidad muy demandada por la sociedad actual, que busca diferentes maneras, mucho más naturales y saludables, de recuperarse de diferentes procesos y afecciones. Existen diversas técnicas medicinales de origen chino, y hoy te enseñamos un poco acerca de ellas, cómo funcionan y qué es lo que pueden hacer por nosotros esta potente y antigua medicina que, aunque nos encontremos en pleno siglo XXI, sigue teniendo millones de adeptos y genera grandes beneficios a quiénes confían en ella.

Características de la medicina tradicional china

La medicina tradicional china basa gran parte de su actividad en la búsqueda del equilibrio y la armonía del ser humano. Según la costumbre china, este equilibrio depende del chi, nombre que se le otorga al flujo de la energía a través de nuestro cuerpo. Cuando este flujo energético sufre alguna alteración o bloqueo, entonces se producen malestares físicos, mentales y emocionales, que dan pie a enfermedades crónicas y afecciones severas en el estado de salud.

Los practicantes de la medicina tradicional china suelen emplear una combinación de preparaciones e infusiones herbales, junto a técnicas de movimiento corporal y la utilización de objetos que inciden sobre distintas partes del cuerpo. La meditación también resulta muy importante dentro de las distintas prácticas terapéuticas chinas. No hace falta decirte que todas estas técnicas e infusiones son de origen natural, aquí no se hace uso de laboratorios ni preparados que puedan generar efectos contrarios sobre la salud.

medicina china tradicional yingyang
medicina tradicional china

Tipos de medicina tradicional china

Existen numerosos tipos de medicina tradicional china, algunos muy populares en el mundo occidental, y otros que son apenas conocidos en esta parte del globo. Quizás la más conocida es la acupuntura, una práctica que divide al cuerpo en varios meridianos que son atravesados por puntos, algo de lo que ya seguro habrás leído en alguna de nuestras numerosas publicaciones. Estos puntos acupunturales tienen una influencia directa sobre los distintos órganos del cuerpo y los diferentes padecimientos que estos puedan estar atravesando. El acupunturista suele usar agujas para penetrar la piel del paciente, con el fin de localizar los puntos de chi, o energía.

La moxibustión es otra destacada técnica medicinal china, que suele ser complementaria de la acupuntura. Esta se basa en el uso de la planta de artemisa, procesada en forma de cigarro, lo que sirve para generar calor en los puntos de energía, antes de insertar las agujas acupunturales o aplicar otros métodos terapéuticos.

Además de las prácticas que implementan objetos, como el caso de la acupuntura, o hierbas, como sucede con la moxibustión, también existen técnicas físicas. Un ejemplo notable es el qi gong, que emplea un conjunto de movimientos armónicos, métodos de respiración y concentración mental, para así alcanzar un estado de completa armonía entre cuerpo, mente y emociones. Aparte de las anteriores, existe una amplia lista de prácticas en la medicina tradicional china, y algunas de ellas son:

  • la ventosaterapia,
  • Digitopuntura.
  • Cráneopuntura.
  • Akebane.
  • Tai chi chuan

Beneficios de la medicina tradicional china

Como ya se nos ha escapado brevemente antes, el principal beneficio de la medicina tradicional china consiste en la ausencia de sustancias químicas o procesadas con aditivos, pues en ella se emplean procedimientos naturales y escasamente invasivos. Por otra parte, este tipo de terapias persiguen como fin principal atacar la raíz del problema o afección, que casi siempre tiene que ver con algún fallo o carencia en chi, o flujo de energía en el cuerpo humano.

Otro beneficio de este tipo de medicina consiste en la posibilidad de aprender diversos ejercicios para relajar la musculatura, respirar adecuadamente y calmar situaciones de estrés o ansiedad, lo cual tiene efectos bastante positivos sobre padecimientos relacionados a dolores en los músculos, trastornos emocionales y problemas en el sistema nervioso.

Por supuesto, este tipo de beneficios podrán generarse siempre que se acuda a un especialista certificado en medicina tradicional china. Recuerda que es fundamental confiar solamente en los expertos y, para poder comprobarlo, debes basarte en la opinión de aquellas personas que ya lo han probado y en las certificaciones que el experto posea. No confíes únicamente en un bonito local o una tarifa económica, pues hay muchas personas que aprovechan el desconocimiento para perjudicar tu salud y economía.